Español: Una Visión Para Las Vidas Negras

Demandas de políticas públicas para el poder, libertad y justicia negras
El movimiento por las vidas negras

 

 

 

*Con gratitud para las autores por su liderazgo, y para invitar a una mayor audiencia, Demos Action y Mijente han hecho posible esta traducción de la plataforma al español.
Una versión formateada y diseñada estará disponible próximamente.

 

 

 

La humanidad y dignidad negras requieren de la voluntad y el poder negro en el ámbito político. Frente a la explotación constante y opresión perpetua, la comunidad negra ha sido la fuerza impulsora que ha presionado a EEUU con valentía y brillantez para hacer avanzar los ideales que el país expresa en voz alta, pero que jamás ha logrado. En los últimos años hemos tomado las calles, lanzado campañas masivas y influido elecciones, pero nuestros líderes elegidos no han abordado las exigencias legítimas de nuestro movimiento. Ya no podemos esperar.

En respuesta a la violencia sostenida y cada vez más visible en contra de las comunidades negras en EEUU y a nivel global, un colectivo de más de 50 organizaciones, que representa a miles de personas negras a lo largo del país, se ha juntado con nuevo ánimo y resolución para articular una visión y agenda común. Somos un colectivo que se basa y está arraigado en comunidades negras, pero reconocemos la lucha compartida con todos los pueblos oprimidos; la liberación colectiva será el producto de toda nuestra labor.

Creemos en visibilizar las experiencias y liderazgo de los más marginados de la comunidad negra, inclusive, pero sin limitarse a todxs aquellxs que son mujeres, queer, trans, femme, de género no conforme, musulmanes, excarceladxs o encarceladxs, con escasos ingresos y de la clase trabajadora, con diversas capacidades, indocumentadxs e inmigrantes. Intencionalmente amplificamos la experiencia particular con la violencia estatal y de género que enfrentan las personas queer, trans, de género no conforme, mujeres e intersexuales. No habrá liberación para todo el pueblo negro si no nos centramos y luchamos por aquellxs que han sido marginadxs. Es nuestra esperanza que a través del trabajo común para crear y amplificar una agenda compartida, podamos continuar moviéndonos hacia un mundo en el que se reconozca la humanidad y dignidad entera de cada uno de nosotros.

Aunque esta plataforma se centra en las políticas públicas domésticas, sabemos que el patriarcado, el capitalismo explotador, el militarismo y la supremacía blanca no reconocen fronteras. Nos solidarizamos con nuestra familia internacional en contra de los estragos del capitalismo mundial y del racismo antinegro, el cambio climático causado por humanos, la guerra y explotación. También honramos a los descendientes de los pueblos africanos a lo largo del mundo en un llamado y lucha continua porque se hagan reparaciones por los daños históricos y actuales del colonialismo y la esclavitud. Además, reconocemos y honramos los derechos y la lucha de nuestrxs hermanxs indígenas por la tierra y la libre determinación.

Hemos creado esta plataforma para articular y apoyar las ambiciones y el trabajo de las personas negras. También buscamos intervenir en el actual clima político y afirmar, particularmente para lxs que se consideran nuestrxs aliadxs, una visión clara del mundo que queremos que nos ayuden a crear. Rechazamos soluciones falsas y creemos que podemos lograr una transformación completa de los sistemas actuales que se preocupan más por sus ganancias que por el pueblo, y hacen que sea imposible para muchos de nosotrxs respirar.

Juntxs, demandamos el fin a las guerras en contra de las personas negras. Exigimos que el gobierno repare los daños que han sido causados a las comunidades negras en la forma de reparaciones e inversiones estratégicas a largo plazo. También exigimos la desinversión en los sistemas e instituciones que nos criminalizan y enjaulan. Este documento expresa nuestra visión de un mundo fundamentalmente diferente. Sin embargo, reconocemos la necesidad de incluir políticas públicas que se centren en el sufrimiento inmediato de las personas negras. Si bien es cierto que estas políticas públicas son menos transformadoras, aún así son necesarias para lidiar con las condiciones materiales de nuestra gente y nos preparan para lograr el mundo que demandamos y merecemos.

Reconocemos que no se pueden traducir todas nuestras necesidades y visiones colectivas en políticas concretas, pero entendemos que el cambio de políticas públicas es una de las muchas tácticas necesarias para movernos hacia el mundo que nos imaginamos. Nos hemos unido en este momento porque creemos que ya es tiempo de forjar un nuevo pacto. Somos soñadores y ‘hacedores’ y el propósito de esta plataforma es el de expresar algo de nuestra visión. Los enlaces que se encuentran a lo largo del documento proveen los peldaños y mapas de la ruta para alcanzar esta visión. Los informes de políticas públicas también elevan el trabajo valiente y transformador que nuestra gente ya está haciendo; y se basan en algunas de las mejores ideas producidas durante nuestra larga historia de lucha. Esta agenda continúa el legado de nuestros antepasados que abogaron por reparaciones, la libre determinación negra y el control comunitario; y, a su vez, impulsa las nuevas olas de movimientos como los que luchan por la justicia reproductiva, reconciliación y sanación holística, y los que buscan poner fin a la violencia en contra de las personas cisgénero, queer y trans.

HAY QUE TERMINAR LA GUERRA EN CONTRA DEL PUEBLO NEGRO
Exigimos el fin de la guerra en contra de las personas negras. Desde su inicio, en este país se han generado guerras con y sin nombre en contra de nuestras comunidades. Demandamos el fin de la criminalización, encarcelación y el asesinato de nuestra gente. Esto incluye:

  1. El cese inmediato de la criminalización y deshumanización de jóvenes negros en todos los ámbitos de la sociedad, incluso, pero sin limitarse a los sistemas de justicia y de educación de nuestro país, sus instituciones de servicio social, la prensa y la cultura popular. Esto implica también poner fin a las políticas escolares de “cero tolerancia” y los arrestos de estudiantes, la destitución de los policías estacionados en las escuelas, y la reasignación de los fondos dirigidos a prácticas punitivas de disciplina, tanto escolares como policiales, hacia prácticas restaurativas.
  2. Poner fin a la pena capital.
  3. Terminar con el sistema de fianzas monetarias, multas obligatorias, tarifas, recargos judiciales y procedimientos “financiados por lxs acusadxs mismxs.”
  4. Poner fin al uso de antecedentes penales para determinar elegibilidad en la adquisición de vivienda, educación, licencias, el derecho al voto, préstamos, empleo y otros servicios y necesidades.
  5. Poner fin a la guerra en contra de lxs inmigrantes negrxs, incluso la derogación de las leyes sobre el crimen y la inmigración aprobadas en 1996 y el fin de todas las deportaciones, detención de inmigrantes y redadas del Control de Inmigración y Aduanas (ICE por sus siglas en inglés). Reclamamos además una garantía de representación legal en los juzgados de inmigración.
  6. Poner fin a la guerra en contra de las personas trans, queer y género no conforme de la comunidad negra, lo que implica también su inclusión dentro de los estatutos de derechos civiles de protección contra la discriminación para asegurar que tengan pleno acceso al empleo, salud, vivienda y educación.
  7. Poner fin a la vigilancia masiva de las comunidades negras y del uso de tecnologías que criminalizan y hostigan a nuestras comunidades (incluso los interceptores de celulares, los drones o VANT, cámaras policiales y el software predictivo de vigilancia policial).
  8. La desmilitarización de las fuerzas policiales, inclusive de los agentes dentro de las escuelas y en los recintos universitarios.
  9. El cese inmediato de la privatización de la policía, prisiones, cárceles, y servicios de libertad probatoria, libertad condicional vigilada, comida, celulares y demás servicios pertenecientes a la justicia criminal.
  10. Hasta que logremos un mundo en el que ya no se usen las jaulas en contra de nuestra gente, exigimos un cambio inmediato en las condiciones actuales y el fin de las cárceles públicas, los centros de detención, las instalaciones juveniles y prisiones tal y como los conocemos. Esto también implica el fin del confinamiento solitario, dejar de esposar a las personas embarazadas, acceso al cuidado médico de calidad, y medidas eficaces para abordar las necesidades de nuestras familias queer, trans, jóven y de género no conforme.

REPARACIONES
Reclamamos reparaciones por los daños históricos y continuos. El gobierno, las corporaciones y otras instituciones que son las responsables de ellos y se han beneficiado del daño infligido a la comunidad negra—desde el colonialismo a la esclavitud, hasta prácticas alimenticias discriminatorias y discriminación en la vivienda (N. del T.—“redlining”), la encarcelación masiva y la vigilancia—deben reparar los daños sufridos. Esto incluye:

  1. Reparaciones por la denegación sistemática de acceso a oportunidades educativas de alta calidad, en la forma de acceso pleno y gratuito a la educación de por vida para todas las personas negras (incluso personas indocumentadas, actualmente encarceladas o excarceladas). Esto implica el acceso gratuito y admisión abierta a institutos y universidades comunitarias públicas, educación técnica (en tecnología, comercio y agricultura), programas de apoyo educativo, condonación retroactiva de deudas estudiantiles y apoyo para programas de aprendizaje de por vida.
  2. Reparaciones por la desinversión continua, la discriminación y explotación de nuestras comunidades en la forma de un salario mínimo que alcance para vivir para todas las personas negras, de acuerdo con normas corporativas claramente establecidas.
  3. Reparaciones por la riqueza que se ha extraído de nuestras comunidades a través del racismo ambiental, la esclavitud, el apartheid alimentario, la discriminación en la vivienda y el capitalismo racializado en la forma de reparaciones gubernamentales y corporativas que se centren en reparar el trauma (tanto físico como mental) continuo, y el aseguramiento de nuestro acceso y control de las fuentes alimenticias, nuestra vivienda y la tierra.
  4. Reparaciones por la explotación cultural y educativa, ocultamiento y extracción de nuestras comunidades, en la forma de currículos obligatorios en las escuelas públicas que examinen de manera crítica los impactos políticos, económicos y sociales del colonialismo y la esclavitud. Además, abogamos por el financiamiento necesario para respaldar, construir, preservar y restaurar bienes culturales y sitios sagrados, con el fin de asegurar el reconocimiento y el respeto de nuestras luchas colectivas y nuestros triunfos.
  5. Legislación a nivel federal y estatal que requiera que Estados Unidos reconozca los impactos duraderos de la esclavitud, y establezca y lleve a cabo un plan para abordar esos impactos. Esto incluye la aprobación inmediata de H.R.40, la “Ley de la comisión encargada del estudio de propuestas de reparaciones para afroamericanos” o versiones posteriores que exigen remedios similares de reparación.

DESINVERSIÓN—INVERSIÓN
Exigimos la inversión en la educación, salud y seguridad de las personas negras, en vez de la inversión en su criminalización, la encarcelación en jaulas y los daños infligidos en ellas. Queremos inversiones en las comunidades negras, determinadas por las comunidades negras, y la desinversión en fuerzas de explotación como las prisiones, combustibles fósiles, la policía, sistemas de vigilancia y corporaciones explotadoras. Esto implica:

  1. La reasignación de fondos a nivel federal, estatal y local de la vigilancia policial y encarcelación (JAG, COPS, VOCA) hacia las estrategias de seguridad a largo plazo, como la educación, los servicios locales de justicia restaurativa y programas de empleo.
  2. La descriminalización retroactiva, excarcelación inmediata y la eliminación de antecedentes penales por delitos relacionados con drogas y prostitución, y las reparaciones por el impacto devastador que ha tenido la “guerra contra las drogas” y la criminalización de la prostitución. Defendemos la reinversión de los ahorros resultantes en servicios restaurativos, servicios de salud mental, programas de empleo y otros programas que apoyen a lxs afectadxs por el comercio del sexo y de drogas.
  3. Salud médica real, sustantiva y equitativa que garantice la proximidad a los centros de salud integral, servicios culturales competentes para todxs y, en especial, servicios dirigidos a personas queer, género no conforme, y trans; plena autonomía física, servicios reproductivos comprehensivos, servicios de salud mental, licencias parentales remuneradas, así como cuidado integral y de calidad de niños y ancianos.
  4. El derecho constitucional, a nivel estatal y federal, a una educación financiada en su totalidad, que incluya afirmaciones claras del derecho a la educación gratuita para todxs, protecciones especiales para lxs estudiantes queer y trans, servicios de apoyo, trabajadores sociales, servicios de salud gratuitos (inclusive para la autonomía reproductiva del cuerpo), un currículo que reconozca y aborde las necesidades materiales y culturales de lxs estudiantes, el recreo y la actividad física, una alimentación de alta calidad, guarderías gratuitas, y el no ser sujeto a registros, embargos y arrestos injustificados.
  5. Desinversión en el uso internacional de combustibles fósiles e inversión en soluciones de energía basadas en la comunidad.
  6. Un recorte en gastos militares y la redistribución de esos fondos para invertir en la infraestructura doméstica y el bienestar comunitario.

JUSTICIA ECONÓMICA
Exigimos la justicia económica para todxs y la reconstrucción de la economía para asegurar que las comunidades negras, más allá del acceso, gocen de propiedad colectiva. Esto incluye:

  1. La reestructuración progresiva de códigos fiscales a nivel local, estatal y federal a fin de asegurar una redistribución radical y sostenible de riqueza.
  2. Programas federales y estatales de empleo que se dirijan específicamente hacia lxs más marginadxs de la comunidad negra, y compensación para los partícipes en la economía del cuidado. Los programas de empleo deben de ofrecer un sueldo que alcance para vivir y deben alentar el apoyo a los centros de trabajadores, sindicatos y empresas de propietarios negros locales que rindan cuentas a la comunidad.
  3. El derecho a la tierra restaurada, aire y agua limpios y vivienda sana, y el fin de la privatización explotadora de los recursos naturales, incluso la tierra y el agua. Buscamos el control democrático sobre la preservación, utilización y distribución de los recursos, a la vez que respetamos y honramos los derechos de nuestrxs hermanxs indígenas.
  4. El derecho de lxs trabajadorxs a organizarse en los sectores públicos y privados, especialmente lxs que realicen trabajos de la economía precaria.
  5. Restaurar la Ley Glass-Steagall para disolver los bancos grandes, insistir que la Administración Nacional de Cooperativas de Crédito y el Departamento del Tesoro cambien sus políticas y prácticas en cuanto a regulación, gestión de informes y consolidación para permitir la continuación y creación de bancos negros, cooperativas de crédito pequeñas que se orienten al desarrollo comunitario, compañías de seguro y otras instituciones financieras.
  6. Poner fin al Tratado Trans-Pacífico y la renegociación de todos los acuerdos de comercio para que prioricen los intereses de lxs trabajadorxs y sus comunidades.
  7. A través de incentivos fiscales, préstamos y otros recursos gestionados por el gobierno, apoyar el desarrollo de redes cooperativas o de economía social para ayudar a facilitar el comercio entre y dentro de las comunidades negras a nivel global. Se deberá transferir todo apoyo en la forma de becas, préstamos o contratos a las redes y organizaciones respaldadas por la comunidad negra, según como lo definan en cada comunidad, para que ayuden a facilitar este esfuerzo.
  8. Apoyo financiero de las instituciones negras alternativas, lo que implica políticas que subvencionen u ofrezcan préstamos de bajo interés (incluso los que son garantizados por el gobierno federal) o sin intereses para promover el desarrollo de cooperativas (alimentarias, residenciales, etc.), fideicomisos de propiedad común, e infraestructuras de salud apropiadas culturalemente que sirvan las necesidades colectivas de nuestras comunidades.
  9. Protecciones para trabajadores en industrias sin estándares adecuados, incluso lxs trabajadorxs domésticos, agricultores y lxs trabajadorxs que dependen de las propinas, así como para trabajadorxs explotados sin protecciones, muchos de lxs cuales son mujeres negras y personas encarceladas. Esto incluye la aprobación inmediata a nivel federal y estatal de la Declaración de los Derechos de los Trabajadores Domésticos y una extensión de protecciones laborales a las personas encarceladas.

CONTROL COMUNITARIO
Exigimos un mundo en el que los más impactados controlen las leyes, instituciones y políticas que deben servirnos a todxs—desde nuestras escuelas a nuestros presupuestos, economías, departamentos policiales y tierras locales—a la vez que reconocemos que hay que respetar los derechos e historias de nuestrxs hermanxs indígenas. Esto incluye:

  1. Control comunitario, directo y democrático de las agencias del orden público a nivel local, estatal y federal, para asegurar que las comunidades más perjudicadas por estas fuerzas destructivas tengan el poder de contratar y despedir a policías, determinar acciones disciplinarias, controlar presupuestos y normas, y hacer citaciones para conseguir información relevante sobre cada agencia.
  2. Poner fin a la privatización de la educación y control comunitario real por padres, estudiantes y miembros comunitarios de las escuelas, lo que habilitará consejos escolares democráticos y control comunitario del currículo, tanto como políticas de contratación, despidos y normas de disciplina.
  3. Iniciar un proceso de presupuestos participativos a nivel local, estatal y federal.

PODER POLÍTICO
Reclamamos un poder político negro que sea independiente y la libre determinación negra en todos los ámbitos de la sociedad. Imaginamos la remodelación del sistema político actual en EEUU con el fin de crear una democracia real, en la que las personas negras y todos los seres marginados puedan ejercer efectivamente su poder político en su totalidad. Esto implica:

  1. Poner fin a la criminalización de la actividad política organizada por comunidades negras, inclusine la excarcelación inmediata de todxs los presos políticos y el fin a la represión de los partidos políticos.
  2. Financiamiento público de las elecciones y acabar con el control político del dinero a través de la abolición de los “Super PAC” y la prohibición de donaciones ilimitadas por corporaciones.
  3. Protecciones durante las elecciones, expansión electoral y el derecho de votar para todxs, inclusive el pleno acceso, garantías y protecciones para el derecho al voto a través del padrón universal, el empadronamiento automático, el empadronamiento para menores de 16 años, el empadronamiento en las urnas el día de las elecciones, designar como feriados los días electorales, concesión de derecho al voto a personas excarceladas y actualmente encarceladas, concesión del derecho al voto a nivel local y estatal para residentes indocumentadxs, y una prohibición en contra de cualquier ley que podría despojarnos de estos derechos.
  4. Acceso pleno a la tecnología—de acuerdo con las normas que protegen la neutralidad de la red y el acceso universal al Internet sin discriminación—y plena representación para todxs.
  5. Protección y aumento del financiamiento para las instituciones negras, incluso escuelas y universidades históricamente negras (HBCU, por sus siglas en inglés), la prensa negra, así como conjuntos culturales, políticos y sociales.

 

GLOSARIO

 

ANTINEGRITUD El Consejo por la Democratización de la Educación define la antinegritud como un fenómeno compuesto por dos partes que tanto invalidan el valor de la negritud, a la vez que marginan de manera sistemática a la gente negra y sus intereses. La primera forma de antinegritud es el racismo explícito. La sociedad también asocia comentarios que no son políticamente correctos con la naturaleza visible del racismo antinegro. Detrás de este racismo antinegro está el racismo oculto y estructural/sistémico que predetermina de manera categórica el estado socioeconómico de los negros en este país. La estructura se mantiene en su lugar por medio de políticas, instituciones e ideologías antinegras.
La segunda forma de antinegritud es el menosprecio no ético de instituciones y políticas antinegras. Este menosprecio es el producto del privilegio a raíz de la clase, raza y/o género que ciertos individuos experimentan de parte de instituciones y debido a políticas antinegras. Esta forma de antinegritud está protegida por la primera forma de racismo explícito.

RACISMO ANTINEGRO Un término usado específicamente para describir la discriminación, violencia y daño único que se imponen en las vidas de las personas negras.
NEGRO Persona que se identifica como negro y que tiene ascendencia indígena de África que precede a la colonización (ubicado en cualquier parte de la diáspora—pero se excluyen afirmaciones genéricas de descendientes de Dinknesh, también conocida como Lucy)

CAPITALISMO/ANTICAPITALISMO Sistema económico en el que la mercancía es producida y distribuida para sacar beneficio, usando bienes de capital de propiedad privada y trabajo asalariado. Muchas feministas afirman que una crítica del capitalismo es esencial para entender la naturaleza completa de la desigualdad, ya que la reestructuración económica global basada en el capitalismo refleja una ideología particular que celebra la riqueza individual y la acumulación al menor costo posible para el inversor, con poca consideración por los costos sociales y la explotación.

ECONOMÍA DEL CUIDADO Una economía no remunerada, que a veces se denomina como el sector “doméstico”, “reproductivo” o de “reproducción social”, en la que las mujeres hacen la mayoría del trabajo de manutención de la fuerza laboral y del tejido social en buenas condiciones—ambos servicios son clave para el gobierno y la economía comercial. La economía del cuidado produce y reproduce a la familia, proporciona mercancías orientadas hacia la comunidad y servicios como atención médica, cuidado de niños, y otras cosas como parte del proceso del cuidado de personas, realizado frecuentemente fuera de la economía monetaria. La economía del cuidado depende abrumadoramente del trabajo femenino. Generalmente se excluye el valor de la economía del cuidado de las estadísticas económicas oficiales, lo cual dificulta averiguar el impacto basado en género de las decisiones políticas y presupuestarias que afectan a este sector. El trabajo en la economía del cuidado a menudo no es remunerado, aunque es posible que se apoye por medio de fondos federales. En cambio, los recortes del gobierno de programas sociales, o la carencia de financiamiento en la provisión de servicios sociales y suministros básicos que forman parte de la infraestructura social y otras áreas de necesidades básicas, pueden agravar la carga que asumen las mujeres con más trabajo no remunerado en esta economía del cuidado. Diccionario para la feminista movilizadora de movimientos

COLONIALISMO El colonialismo es una relación de poder en la que un estado-nación externo (colonizador, en este caso, los países de Europa y Estados Unidos) controla directamente el sistema político y económico de otro estado-nación y/o pueblo (en nuestra plataforma nos centraremos en el pueblo negro). Normalmente implica la presencia de una fuerza militar que aplasta la oposición y también la migración de personas de la colonia al estado-nación del colonizador (en este caso, se previno que los migrantes africanos se mudaran a EEUU). El colonialismo también puede suceder dentro de las fronteras geográficas de un estado-nación colonizador. Por ejemplo, la comunidad negra existe como una colonia doméstica dentro de EEUU.

CONTROL COMUNITARIO Se establece control comunitario cuando una comunidad, ya sea definida por sus límites geográficos, en términos culturales o de otra manera, dirige las instituciones y asuntos que afectan las vidas de sus residentes para responder a las necesidades de dicha comunidad.
Básicamente se trata de que la comunidad local tenga control sobre los asuntos que afectan directamente la vida, tierra y seguridad. Implícita en esta definición está la declaración clara de que el pueblo negro debe determinar y controlar el ritmo, forma, manera del cambio y la toma de decisiones a nivel local, regional, estatal y nacional. Adoptado de http://www.bullinahahs.org.au/about-us/aboriginal- community-control/ where´s beginning quote

DESCOLONIZACIÓN La resistencia activa contra fuerzas coloniales y la reorientación del poder hacia la adquisición de nuestra propia independencia y poder político, económico, educativo, cultural y psíquico. Este proceso se desarrolla en el ámbito político y también se aplica a la deconstrucción psíquica, cultural, política, agraria y educativa de la opresión colonial, a nivel personal o social.

APARTHEID ALIMENTARIO La destrucción sistemática de la libre determinación negra para controlar nuestra alimentación (incluso el robo de recursos y tierra y la discriminación), la hiper saturación de alimentos destructivos y comercialización depredadora, y un sistema alimentario controlado por multinacionales que es abiertamente discriminatorio, todo lo cual resulta en algunas de las tasas más altas de enfermedad cardíaca y diabetes de todos los tiempos en nuestras comunidades. Muchos suelen usar el término “desierto alimentario”, pero el apartheid alimentario es una representación mucho más precisa de las injusticias estructurales y racializadas que se perpetúan a través de nuestro sistema actual.

JUSTICIA ALIMENTARIA Un proceso mediante el cual las comunidades más impactadas y explotadas por nuestro sistema agrícola extractor dirigido por las multinacionales se movilizan para reformar, redefinir y ofrecer soluciones indígenas basadas en la comunidad para el acceso y el control alimentario. Estas son soluciones que humanizan, son justas, sanas, asequibles, equitativas en términos raciales y que respetan al medioambiente.

SOBERANÍA ALIMENTARIA Marco que va más allá del acceso para asegurar que nuestras comunidades no solo tengan el derecho, sino la habilidad de controlar de manera comunitaria nuestra alimentación, incluyendo su producción y distribución. La soberanía alimentaría implica un cambio del sistema agrícola dirigido por corporaciones hacia la autogestión de nuestros propios sistemas alimentarios. Se trata de nuestro derecho a una comida sana producida a través de métodos sostenibles y ecológicamente seguros, con el derecho de definir y, por último, controlar nuestros propios sistemas alimentarios y agrícolas. El alejarse de un esquema basado exclusivamente en los derechos de las personas y optar en su lugar por uno de gobernanza, se anteponen las necesidades de los que trabajan y consumen a lo largo de todos los puntos de la cadena alimentaria a las exigencias de las multinacionales y mercados.

GENTE DE COLOR NO NEGRA Se define como persona de color no negra a cualquier persona de color (persona no blanca) que no se identifica como negra y no tiene ascendencia indígena de África que precede a la colonización. El término se desarrolló para dar mejor contexto a la opresión específica y única impuesta en personas negras, a la vez que se reconocen las luchas de otras personas de color.

OTRAS INSTITUCIONES Cuando nos referimos a “otras instituciones” en la demanda de reparaciones, estamos hablando de instituciones destacadas, como las iglesias, universidades e instituciones filantrópicas, que se han beneficiado también por el trabajo de lxs negros y son culpables por ello. Hay que observar simplemente el escándalo más reciente en Georgetown: http://www.nytimes. com/2016/04/17/us/georgetown-university-search-for-slavedescendants.html

PATRIARCADO Una forma de estratificación social y relaciones de poder en la sociedad que favorece a los hombres, principalmente a los hombres blancos, y que les otorga más derechos y privilegios sobre las mujeres, oprimiendo así los derechos humanos sociales, políticos, financieros y sexuales de la mujer. Está vinculado a sistemas económicos como el capitalismo. Agenda para construir futuros negros
Un sistema de sexo/género autoritario de dominio masculino y dependencia femenina reforzada, caracterizado dentro de la sociedad capitalista por ciertas características. Manning Marable

ACTIVIDAD POLÍTICA se define como aquella actividad que se dirige al establecimiento y/o control de gobernanza local, nacional o internacional.

PRESOS POLÍTICOS Un preso político se define como alguien encarcelado por haberse opuesto, haber criticado o participado en actividades en contra del, o en contradicción directa con el ejercicio de poder del gobierno y su control sobre una tierra y un pueblo determinado.

REPARACIONES Reparar daños por una injusticia que se ha cometido, ya sea por individuos, corporaciones, el gobierno u otras grandes instituciones, por medio de dinero pagado, transferencia de tierras, vivienda, trabajos, salud médica, transporte y hasta el financiamiento y el comercio. Agenda para construir futuros negros y grupo de trabajo de expertos de la ONU: Testimonio de la misión de Mississippi, abusos de derechos humanos en el sur de EEUU, derechos laborales y justicia económica

NEGOCIO RESPONSABLE/FIABLE El negocio responsable/fiable se refiere a una posición en la que se vigila a una empresa o se le hace rendir cuentas por sus decisiones y acciones. Un negocio fiable requiere un compromiso a la visión expresada por la comunidad negra y otros pueblos oprimidos, y de hacerse cargo de las áreas que dichos grupos consideran como las que más les afectan. Los negocios “responsables” o “fiables” deben de cumplir con tres normas: proporcionar trabajos con salarios que alcanzan para vivir a lxs residentes de la comunidad; adherirse a estándares éticos de trabajo y de inversión; tratar a lxs trabajadorxs y consumidorxs/clientxs con respeto y dignidad; y realizar contribuciones que apoyen regularmente a las comunidades negras.

JUSTICIA RESTAURATIVA La justicia restaurativa se trata de una teoría de justicia que enfatiza la reparación del daño causado por el crimen y el conflicto. Pone las decisiones en las manos de lxs que han sido más afectadxs por la injusticia, y le da la misma atención a la víctima, a el/la/lx(s) infractor(xs) y a la comunidad que les rodea. Las respuestas restaurativas están diseñadas para reparar el daño, restablecer las relaciones rotas y abordar las razones subyacentes de la infracción. El crimen y el conflicto generan oportunidades para construir comunidad y ampliar el poder de base cuando se ejercen prácticas restaurativas.

JUSTICIA TRANSFORMADORA La justicia transformadora [es] una teoría y enfoque hacia la violencia [que] busca la seguridad y la rendición de cuentas sin depender de la alienación, castigo, o violencia sistémica o estatal, incluso la encarcelación y el ejercicio de poderes policíacos. Tiene tres creencias fundamentales: 1) La justicia individual y la liberación colectiva son igualmente importantes, apoyan la una a la otra mutuamente, y se encuentran entrelazadas de manera fundamental—el logro de una es imposible sin el logro de la otra; 2) Las condiciones que permiten que la violencia ocurra deben ser transformados para lograr justicia en instancias específicas de violencia. Por tanto, la justicia transformadora es tanto una política de liberación como un planteamiento para asegurar la justicia. 3) Las respuestas estatales y sistémicas a la violencia, incluso el sistema de justicia penal y las instituciones para el bienestar infantil, no solamente fracasan en hacer avanzar la justicia individual y colectiva, sino que condonan y perpetúan los ciclos de violencia.
La justicia transformadora busca ofrecerle a los que han sufrido violencia seguridad inmediata, además de reconciliación y reparaciones a largo plazo, a la vez que hace rendir cuentas por sus acciones, dentro y de acuerdo a lo establecido por sus comunidades, a aquellxs que han cometido actos violentos. Este proceso de rendir cuentas incluye el cese inmediato del abuso, el comprometerse a no participar en futuros abusos y el ofrecer reparaciones por abusos pasados. Esta rendición de cuentas requiere del apoyo continuo y la sanación transformadora de la persona que comete abusos sexuales. Generación 5
La meta principal de la justicia transformadora es reparar el daño tanto como sea posible. Idealmente, la justicia transformadora busca la transformación de individuos, comunidades y la sociedad en general. Asimismo, la justicia transformadora, en el mejor de los casos, devuelve el poder para responder al daño a las manos de lxs más afectadxs. Las instituciones del Estado y de la supremacía blanca ya no controlarían ni prescribirían respuestas a los actos que causan daño. Resistencia crítica

Download Here